Productos

Los materiales termoestables SMC y BMC se basan en una matriz orgánica de resinas de poliéster insaturado (UP) o vinil-éster (VE), cargas inorgánicas y un refuerzo mediante fibras de vidrio o de carbono. Se utilizan además catalizadores, agentes desmoldeantes, espesantes, estabilizadores, pigmentos y otros aditivos específicos con el fin de alcanzar unas determinadas propiedades y facilitar los procesos de transformación por moldeo, de acuerdo a los requisitos específicos de cada aplicación y cliente.